martes, 31 de enero de 2012

Más que suficiente.




Ver todo desde lejos y volver,

solo a veces, a ese pasado

que responde a algunos porqués de ahora.


Ahora

es lo que cuenta, porque nadie garantiza los mañanas compartidos.

Recibes lo mejor y aprendes de la peor forma.


Pero te quedas con el hecho indiscutible

que un momento de felicidad a su lado compensa,

siempre,

mil momentos de tristeza.




1 comentario:

M♪camelí Poulain. dijo...

Me encanta me encanta. Mil destellos hermosos para que todo renazcas, el amor cada día florezca mas. Y si! a amar a la vida misma! Saludos!

Mica,ela.