martes, 17 de junio de 2008

Permanecen


De pequeña cuando me caía lloraba mucho.

Todas las heridas se curaban con mercromina.

Mi madre me distraía diciendome cosas y me soplaba en la herida.

Ahora, no lloro en todas mis caidas

y tampoco todas me hacen herida.

Algunas las tengo desde hace mucho tiempo,

pero no las curan la mercromina.


Y yo soplo,

soplo

y soplo.

4 comentarios:

im_perfecta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
BloodGhost dijo...

que bonita :D

Delirio dijo...

Yo tengo tiritas, ayudan a cicatrizar y calman el escozor...
Además, puedo soplar para tí ;)



Sabes que te quiero mucho, no? :P

Sally dijo...

Las heridas que no se curan con mercromina la hacen a una más fuerte =)

Pero siempre viene bien soplar!
Suhhhhh (imaginate que estoy soplando xD)


Un besito cielo!